Celos entre hermanos, normales hasta cierto punto

La llegada de un nuevo miembro a la familia significa que todos en casa deben prepararse. Los hermanos mayores son un buen ejemplo de esto ya que tienen que aceptar que su papel en el hogar no será el mismo que el que han venido teniendo hasta la fecha. Ahora la atención de los padres se tendrá que repartir e incluso será más para el recién llegado dada su situación de dependencia.  

Los celos entre hermanos son tan normales que incluso habría que preocuparse si estos no aparecen con la llegada del nuevo miembro. Los profesionales de esta entidad señalan que el hecho de que sean habituales, hay que limitarlos con el fin de que no aparezcan sufrimientos innecesarios.

Causas de los celos entre hermanos

Los celos entre hermanos surgen por la idea imaginaria de que la llegada del nuevo miembro supondrá la pérdida de afecto y cariño por parte de sus padres, en especial de la madre. A partir de este punto, como sus progenitores prestan más atención al recién llegado (dados los cuidados que requiere un bebé), no son capaces de entender esto y piensan que el pequeño les ha robado algo que les pertenecía.

Es más frecuente que los celos entre hermanos se sientan por parte de los primogénitos, cuando hay mucha diferencia de edad entre hermanos, así como en niños sobreprotegidos y en hogares con intensa rivalidad entre los parientes. AEP señala las siguientes circunstancias como favorecedoras de este sentimiento: pocas oportunidades de iniciativa, dependencia, comparaciones entre ellos o cambios bruscos en la actitud hacia los hijos.

¿Cómo se manifiestan los celos entre hermanos?

– Hostilidad y agresividad hacia el hermano. En lugar de cariño, los hermanos mayores se dirigen a los menores con golpes, mordiscos, pellizcos, empujones o cualquier acción con el fin de hacerles daño. En especial cuando sus padres no están presentes.

 – Cambios de personalidad. Se manifiestan en forma de una mayor adhesión o vigilancia de la madre, o aislamiento del resto de la familia, hablando poco y con conductas de regresión e infantilismo.

¿Cómo reaccionar ante los celos entre hermanos?

Los padres deben actuar de los siguientes modos si se aprecian celos entre hermanos:

– Antes del nacimiento es importante que los padres se muestren tranquilos con la intención de crear un clima de calma. Hay que evitar el chantaje emocional insinuando que se querrá más al futuro hermano si el presente se porta mal.

– Durante el nacimiento. Es adecuado que no se haga un drama de los momentos previos al parto, más allá de los nervios característicos, ya que entonces el hermano mayor podría relacionar la llegada del nuevo miembro con la situación de sus padres.

 – La vuelta a casa. Se recomienda que el regreso a casa sea cuando el hermano mayor está fuera y, una vez regrese, pueda ver y tocar al pequeño para disminuir su ansiedad y curiosidad.

– Primeros días en casa. Durante los primeros días del nuevo hermano en casa no hay que hacer grandes cambios en la vida del mayor. Tampoco es recomendable que, si visitan al bebé familiares o amigos, no lleven un regalo de “compensación” ya que cuando estos falten, aparecerán celos por la “desventaja” en atención.

Tags: , , ,

Trackback from your site.

Leave a comment