¡Que no se peleen tanto!

Aunque es inevitable, les comparto algunos tips para que tus hijos no peleen tanto:

  1. Dedica tiempo a cada hijo: enséñales a esperar su turno y ser respetuosos escuchando a los demás.
  2. Aprende a discutir: si pelean no grites ni te alteres, tú siempre debes estar  calmada.
  3. Enseña y fomenta los buenos modales: siempre las palabras mágicas por favor, gracias y perdón.

Trackback from your site.

Comments (3)

Leave a comment