La torre del dragón

La torre del dragón

#EnLaTorre

¿Alguna vez han imaginado que llegue un príncipe a rescatarlas? Pues de esto les quiero platicar el día de hoy.

Ya hemos platicado de cómo inculco a mis hijos la lectura,  convirtiéndolo en un hábito para ellos y que claro amamos los cuentos, y pensé: ¿Por qué no vivirlos?

Así que el día de hoy les voy a contar este hermoso cuento medieval.

¡En la Torre, un bombón nos salvó…!

Érase una vez en una colonia muy cerca de aquí… Un reino que se llamaba “El reino de la felicidad” donde vivía una princesa, en un castillo hermoso. La princesa Pulguita era la mujer más alegre del reino, ella vivía con su padre el Rey Diego, eran muy felices; todos los días ella estudiaba y se divertía con todos los animalitos que rodeaban tan hermoso castillo.

Pero no sabían lo que estaba por venir… Un día mientras la princesa del reino estaba comiendo unas deliciosas galletas, se empezaron a oír unos gritos de ayuda, ¡eran los habitantes que vivían en los alrededores! La princesa y el rey no entendían lo que pasaba, hasta que llego una de las personas que trabajaban con ellos para avisarles que el pueblo estaba en llamas, que tenían que esconderse para que no los lastimará.

Pero fue demasiado tarde, de repente se vio a lo lejos como se acercaba un dragón enfurecido, todos empezaron a correr, pero la princesa no tuvo tanta suerte, el dragón capturo a pulguita y la dejo prisionera en la torre del castillo, ella estaba muy triste sin saber qué hacer, pensando que estaría ahí por muchísimo tiempo.

Y cuando ella había perdido toda esperanza de salir de ahí, empezó a oír cómo el dragón peleaba con alguien, era el Príncipe Cid Federico, hermano de la princesa, que se encontraba ayudando animalitos en otra parte del país. Pero al saber que su familia estaba en peligro, no dudó en regresar a salvarlos.

Cid Federico en una de sus expediciones descubrió que los dragones se derrotaban al darles unos bombones mágicos, ya que al ser su comida favorita, se vencía ante estos, como el ya venia preparado corrió a darle dichos bombones al dragón.

Cuando el dragón los vio quedo vencido ante aquel manjar ya que aprovechaba su fuego para poder comerlos quemaditos. Mientras el dragón comía Cid Federico aprovecho para llevar al dragón a donde pertenece.

Y así el Reino de la felicidad volvió a la tranquilidad de antes, quedando todos a salvo…y felices por siempre.

Espero les haya gustado nuestra interpretación la verdad nos divertimos mucho y lo importante es que estamos todos juntos conviviendo y creando cosas ingeniosas y divertidas.

¿Y ustedes Torremomz? ¿Les gusta algún cuento medieval? ¿Les gustaría interpretar algún personaje de cuento?

Tags: , , , ,

Trackback from your site.

Leave a comment