En La Torre

Año Nuevo

#ENLATORRE El 2017 ya se nos fue (o va, según salga este blog) y hoy quiero contarles cómo #losOdePFive celebramos la llegada de un año más, de una oportunidad más de vivir y ser felices…

¡¡Bievenidooooo 2018!!…

Pues verán, para todos la llegada de un nuevo año significa tener otra oportunidad de hacer cosas increíbles, de mejorar, de sanar, de hacer, de ser felices; así que la cena de año nuevo siempre debe ser especial….

En mi caso lo que quiero inculcarles a mis hijos es que esa noche siempre puede ser diferente, por eso lo mismo puedo decidir realizar una cena con todos súper elegantes o en pijama.. se los juro…

Si solo es una noche al año, ¿por qué no hacer locuras en ella?, es más, ¿por qué no hacer una cena de año nuevo con disfraces?… jajaja no, no es cierto…. ¿o si?… oigan no lo había pensado no es mala idea ¿eh?…

Pero bueno, esa noche también acostumbramos una cena tradicional, obvio con el respectivo recalentado de romeritos, bacalao y pavo y cómo somos muchos hacemos mucha comida, así es que nos sobra recalentado como para una semana… no menos como para cinco.

“mi amor, apúrate a llegar porque hoy para nuestra cena romántica cenamos pavoooo”… si si, no te preocupes, ya casi se acaba… a los niños les gusta más la pasta así que también la hacemos.

Pero eso sí, esta noche debe ser más divertida, porque acuérdense que como empiezan el año así lo acaban, así que nosotros lo arrancamos con el famoso intercambio de calzones… rojos para el amor y amarillos para el dinero…

A ver, si ustedes pudieran solo recibir unos, los rojos o los amarillos, ¿cuál elegirían para que no les faltara todo el año?… ¿amor o dinero?… difícil elección ¿no?…

Y pues también hacemos los juegos clásicos, le damos maletas a los niños para que salgan corriendo con ellas y podamos viajar mucho… ah, y también barremos la casa, ya saben, para que todo lo malo se vaya y quedé limpia para recibir solo lo bueno…

Igual que en la Navidad, acostumbramos hacer la reunión un poco antes para que los niños la disfruten, coman sus uvas, pidan sus deseos y vayan a descansar…

En el caso de nosotros, cuando comemos las uvas acostumbramos decir en voz alta cuáles son nuestros deseos… si nunca lo han hecho, háganlo, es muy padre escuchar lo que sus seres queridos sueñan o necesitan… les juro que muchas veces pueden sorprenderse con lo que van a escuchar… o quizá ustedes pueden ayudarlos en algo, nunca se sabe…

Ya después pues todos nos vamos a descansar, en mi caso, afortunadamente los últimos años he tenido que levantarme temprano a trabajar y dar función, y para mi significa una bendición… comenzar el año trabajando es siempre una buena señal, de que habrá trabajo todo el año.

Cuéntenme como festejan su año nuevo va?…

Oigan, ¿se fijaron que ahora no les canté nada?… porque pude haberme echado esa de “Mecano de año nuevo ”…

Pero, mejor no… feliz año a todos, gracias por haber hecho que este 2017 haya sido especial para mi gracias a este blog y a que siempre están conmigo…. Que el 2018 sea el mejor año de sus vidas!!!…

 

También podría gustarte

No hay Comentarios

    Deja un comentario