En La Torre

Nuevo hermano en casa

#ENLATORRE ¡¡Ya llegó Diego, hay nuevo hermano en casa, así que prepárense para una lluvia de celos y berrinches!!…

Hoy les quiero platicar sobre el enorme drama que representa que llegue un hermanito nuevo, cuando ya hay niños en casa… ¡¡agárrense porque se pone bueno!!!

Regina no llores… Federico levántate del suelo … no, le hables feo a tu hermana … Hey, tranquilos los dos…
Regina deja esoooooo…. En mi caso, les cuento que Regina y Federico están súper berrinchudos y con una mamitis terrible por la llegada de Diego, pero todo tiene una explicación … y es que cuando los niños sienten que la atención, los
cuidados, el amor y el tiempo que les dedican sus papás peligra, pues sufren mucho y esa es su forma de reaccionar… ¿Y qué he hecho yo?… pues me tomo mis pastillitas de tolerancia y paciencia…. respiro profundo y los amo mas que nunca… no, nadie dijo que fuera un proceso fácil, pero no hay de otra mamás…

Lo primero que yo les recomiendo es: explíquenles a sus hijos, paso a paso, lo que significa la llegada de un nuevo bebé a la casa… díganles que al ser bebés pues son chiquitos que dependen por completo de nosotros, así que hay que cuidarlos, alimentarlos, protegerlos y quererlos mucho… pero así, en plural, es súper importante que hagan partícipes a sus hijos del compromiso de la llegada de un nuevo bebé a la casa… déjenlos que las ayuden a bañar al bebé, a darles de comer, a cambiarles el pañal… eso sí con mucho cuidado porqué luego hay niños que aprovechan el tenerlos cerca y pum! les dan sus buenos zapes a los pequeñitos.

Acláreles que un nuevo bebé no llega a ocupar su lugar, sino que llega para que la familia sea mas grande y mas feliz… en mi caso, les juro que cuando llegó Federico, Regina no lo quería ni ver… no se le acercaba para nada… ya después que pasa el tiempo pues las cosas vuelven a la normalidad y ahora ellos se aman… pero es muy importante que para nuestros hijos éste no sea un proceso doloroso… Ahhhhh, y otro punto súper importante… los regalos… obvio cuando un niño va a nacer o ya nació, todos los amigos y la familia se vuelcan en detalles y regalitos para su bienvenida… y eso mamás lastima mucho a nuestros hijos porque no entienden cómo de repente todo es para ese nuevo bebé y se pueden sentir
olvidados o hasta rechazados… Mi consejo es que siempre que haya un regalo para el nuevo bebé, intenten también darle un detallito a sus hijos.. es más, díganles que el nuevo bebé les trajo una sorpresa y regálenles algo, por muy pequeño que sea… les aseguro que con eso el corazón y la seguridad emocional de sus hijos estarán protegidos…

Bueno, eso es hasta ahora lo que he aprendido con la llegada de nuevos bebés a mi casa… ¿a ustedes cómo les fue con eso?, ¿cómo lograron sobrevivir a los celos infantiles?…
¿Me cuentan?…

También podría gustarte

No hay Comentarios

    Deja un comentario